Ley Segunda Oportunidad un medio para no ser moroso

Ley Segunda Oportunidad un medio para no ser moroso

Las deudas siempre han sido un dolor de cabeza para todas las personas. Tener el dinero para pagar, cumplir a tiempo y evitar ser moroso con los acreedores, es algo que genera ansiedad. Aveces los pasivos patrimoniales son superiores a los activos y hace imposible pagar. Para resolver este problema, surge la Ley Segunda Oportunidad.

Las últimas noticias en España han demostrado que a causa de la crisis financiera muchas personas se encuentran endeudadas. Aunque los números siguen bajando, la preocupación está latente. Es por esto que en el país se creó la Ley Segunda Oportunidad, para perdonar las deudas de aquellos que han entrado en bancarrota.

Con esta ley, se ofrece la oportunidad a aquel que es moroso, la posibilidad de exonerar su deuda. Si estás desempleado, tienes fracasos laborales o empresariales, esta ley puede ser tu solución para salir de tu crisis financiera. En pocas palabras,significa comenzar de nuevo y reimpulsar tu vida.

Requisitos para aplicar la Ley Segunda Oportunidad y dejar ser moroso

Para entrar dentro de la lista de morosos requieres tener una deuda por encima de los 100 euros. Sin embargo, toda persona tiene el riesgo de entrar en la lista, siempre que no pueda hacer frente a sus deudas.Es por esto que la Ley Segunda Oportunidad te ofrece los medios para salir de tu deuda si cumples los siguientes requisitos:

  • No tener patrimonio para enfrentar las acreencias. Es fundamental, que el deudor tenga unos pasivos superiores a los activos.
  • Que no haya sido declarado culpable. Es importante que el moroso haya actuado de buena fe. Es decir, que no haya provocado o no haya actuado diligentemente para evitar este estado.
  • Que haya celebrado o intentado una solución extrajudicial.Es importante que tanto el intento, como el acuerdo extrajudicial,sea llevado a un notario.
  • No tener antecedentes penales en los últimos 10 años.en particular, por delitos socio-económicos, contra el patrimonio,hacienda pública, seguridad social o falsedad de documento.
  • Se haya satisfecho en su integridad los créditos.Esto significa que la mayor cantidad de la deuda haya sido satisfecha a la masa de acreedores. Incluso aplica para los créditos privilegiados como la hipoteca.
  • No haya utilizado el beneficio de la ley en los últimos 10 años.

Para que cualquier moroso pueda beneficiarse de esta ley, es importante que mantenga una buena conducta. Esto garantiza que la deuda no vaya en contra de todo el patrimonio. Adicionalmente,te ofrece la oportunidad de salir de la lista de morosos.

Así que comienza a utilizar los beneficios de esta Ley Segunda Oportunidad.Sin embargo, recuerda que no puede ser aplicado en cualquier caso, por lo que la mejor solución es no caer en mora.