¿Cubre la Ley de Segunda Oportunidad las hipotecas?

¿Cubre la Ley de Segunda Oportunidad las hipotecas?

Si nos atenemos al texto, este indica que quedan fuera de la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad las deudas garantizadas con prenda o hipoteca. Sin embargo, esto no quiere decir que queden fuera y no se pueda aplicar a las hipotecas.

De este modo, desde que entrase en vigor la Ley de Segunda Oportunidad en 2015, la parte de la hipoteca que no queda cubierta con la entrega del inmueble, podrá ser exonerada. De este modo, se consigue la dación de pago.

Para que lo entiendas de forma clara:la Ley de Segunda Oportunidad sí cubre la cantidad restante para pagar el préstamo después de la ejecución hipotecaria. Imagina que el banco, tras subastar tu inmueble, no obtiene el suficiente dinero para cubrir tu hipoteca. En teoría, sigues debiendo dinero al banco.

No obstante, la Ley de Segunda Oportunidad pone fin a esta situación. Así, en el concurso consecutivo se puede cancelar el 100 % de esta deuda con la aplicación de una dación de pago de facto. Esto es, puedes perder tu casa, pero te aseguras de que la deuda queda 100 % cancelada.

En este sentido, la Ley de Segunda Oportunidad puede constituir una vía de escape para quienes hayan perdido su casa, pero sigan arrastrando deudas causadas por la hipoteca. También es aplicable si no quieres perder tu casa por las deudas que tienes al margen de la hipoteca.

¿Qué requisitos has de cumplir para acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad aplicada a las hipotecas?

En primer lugar, has de tener presente que la Ley de Segunda Oportunidad tiene en cuenta el historial crediticio del deudor insolvente. No se trata de un instrumento que permita librarse de los pagos, sino de un auxilio a quien ha demostrado ser buen pagador, pero atraviesa una tesitura económica complicada.

Por eso, para recurrir a esta normativa el deudor debe cumplir una serie de requisitos:

  • No haber sido condenado por delitos sociales o económicos.
  • Actuar de buena fe: para ello es necesario que hayas intentado una solución extrajudicial y que no hayas frustrado las posibilidades de pago. En este último caso, no debes haber rechazado ofertas de empleo en los últimos cuatro años.
  • No puedes haber acudido al beneficio de exoneración de pagos en los últimos diez años.
  • También contempla que hayas satisfecho los créditos contra la masa y los privilegiados. Además, se exige que hayas pagado el 25 % de los créditos ordinarios.

Además, se exige que la persona no haya superado los cinco millones de euros. Si es tu caso, no podrás acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

Sin embargo, hemos de aclarar que algunas sentencias han optado por dejar fuera de la Ley de Segunda Oportunidad la vivienda. ¿Qué implica este hecho? No es necesario que pierdas o vendas tu casa en el proceso siempre que la hipoteca esté al corriente del pago.

En conclusión, si estás ahogado por el pago de una hipoteca has de informarte bien de las características y requisitos que exige la Ley de Segunda Oportunidad, ya que es una buena opción para poder afrontar tu caso.

Te dejamos un número de teléfono para que consultes con nuestro equipo de abogados especialistas en deudas. +34 (91) 9038494